• Escrito por 
  • Publicado en Blog
  • 1 comentario

Están perdiendo valor las certificaciones TI?

Certificaciones IT 

Entre las nuevas certificaciones, tanto técnicas como de preventa, y los requerimientos de renovaciones por parte de los fabricantes son sinónimo de tiempo (prácticamente garantizado) a invertir fuera del horario laboral.

 

Existe una sensación de que si un fabricante no dispone de certificaciones, su producto no es lo suficientemente bueno.

 

Naturalmente que existen clases de certificaciones. Yo las dividiría de la siguiente forma.

 

Básicas: son las que preparamos con un curso Online y tanto el curso como el examen, además de ser Online, son gratuitos. Poca validez, más bien un trámite.

Profesionales: cursos recomendados (y cada vez más obligatorios) para preparar la certificación, con exámenes de pago y un blueprint detallado. Buen punto de partida.

Avanzadas: Las certificaciones de nivel avanzado, además de otro escalón de exigencia, tienden a ser interactivas y no suelen existir exámenes con respuestas en internet. Ayudan a marcar la diferencia ya que no hay tantos profesionales que las tengan.

Elite: Y por último las certificaciones de alto nivel, las excluyentes, de largo recorrido que no están al alcance de cualquiera tanto por su nivel de exigencia como también por los requerimientos de tiempo y dinero que suponen. Elijes en qué sitio trabajar.

 

Cuántas certificaciones son necesarias para un buen perfil? De cuántos fabricantes diferentes?

Están los fabricantes exigiendo demasiado a la hora de requerir tantas certificaciones? Esa situación está forzando a no “estudiar” de la forma adecuada?

 

Pero hasta qué punto nos hace más profesionales una certificación IT? Conozco a grandísimos profesionales que no disponen prácticamente de ninguna certificación y tampoco la necesitan para demostrar sus conocimientos y su gran experiencia técnica.

 

No obstante a la hora de buscar o cambiar un puesto de trabajo esas certificaciones ayudan notablemente en el filtrado inicial, no es ningún secreto.

Sin olvidar que también son un negocio, las certificaciones abren puertas.

 

Finalmente el conjunto de certificaciones del CV de un profesional de TI muestran una especie de ADN vista desde la perspectiva de un Talent Hunter (los hay muchos en Linkedin) o un responsable de RRHH.

 

Considero que las certificaciones, bien estudiadas y aprovechadas, no solo nos ayudan a aprender sobre la tecnología en cuestión sino que además nos abren los ojos ayudándonos a comprender el producto en su conjunto.

 

El desafío está en optimizar nuestro tiempo eligiendo el camino adecuado. Casi nada.

 

 

 

1 comentario

Deja un comentario

Muchas gracias por tus comentarios!!
Tras la revisión rutinaria, será publicado.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestra página web aceptas nuestras cookies.

Para más información, o para conocer cómo cambiar la configuración, lee nuestra Política de cookies. Saber más

Acepto

Mis Partners